El BSC participa en un estudio que demuestra que el clima del Atlántico Norte es altamente predecible a largo plazo

30 Julio 2020

Un equipo de científicos, liderado por el servicio meteorológico británico (Met Office) y entre los que se encuentran investigadores del Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (BSC), han dado un importante paso adelante al conseguir realizar predicciones a largo plazo de las transiciones del clima en el Atlántico Norte y Europa.

Publicado en Nature, el estudio, que analizó seis décadas de datos de predicciones climáticas, pone de manifiesto que las fluctuaciones decenales en los patrones de presión atmosférica del Atlántico Norte (conocida como oscilación del Atlántico Norte) son altamente predecibles, lo que permite saber con antelación si, en la próxima década, los inviernos serán tormentosos, cálidos y húmedos, o, por el contrario, tranquilos, fríos y secos.

Sin embargo, el estudio demuestra que estas predicciones a largo plazo (realizadas con modelos globales de clima que necesitan supercomputación) sólo son posibles si un gran número de proveedores de estos datos trabajan de forma conjunta. En este sentido, Francisco Doblas, director del departamento de Ciencias de la Tierra e investigador ICREA, asegura que “la predicción climática es un recurso relativamente nuevo para la generación de información climática global para el futuro. Los resultados documentan por primera vez la capacidad de los sistemas actuales de pronóstico del clima global, como el desarrollado en el BSC, para predecir correctamente con años de anticipación aspectos de la circulación atmosférica sobre el Atlántico Norte que son clave para el clima invernal europeo”.

Doblas añade que “las implicaciones socioeconómicas de este descubrimiento son particularmente importantes para que los sectores de energía y seguros se adapten mejor a los riesgos climáticos del futuro cercano. El BSC se enorgullece de haber sido pionero en esta fuente de información desde su creación y haber sido calificado por la Organización Meteorológica Mundial como uno de los cuatro centros de producción global activos para predicciones decenales”.

Por parte del BSC, además de Francisco Doblas, también han participado en este estudio los investigadores Louis-Philippe Caron, Roberto Bilbao, Simon Wild y Pablo Ortega.

Doug Smith, responsable del área de predicción climática decenal en la Met Office y que ha liderado este trabajo, precisa que “el mensaje de este estudio es de doble filo: el clima es mucho más predecible de lo que pensábamos anteriormente, pero existe una clara necesidad de mejorar la forma en que los modelos simulan cambios regionales”.

Finalmente, los investigadores implicados en este estudio concluyen que mejorar las simulaciones de modelos ayudará a mejorar la respuesta, la capacidad de recuperación y la seguridad de Europa frente a los efectos del clima extremo y el cambio climático, lo que influirá en las futuras decisiones políticas para proteger a los ciudadanos y las infraestructuras y para la adaptación continua a los efectos del cambio climático de origen antropogénico.

DOI: https://doi.org/10.1038/s41586-020-2525-0