El BSC, candidato a acoger uno de los dos superordenadores más grandes de la UE en el 2021

25 Marzo 2019

El Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación (BSC) se presentará como centro candidato a acoger uno de los superordenadores pre-exascala que estarán operativos en la Unión Europea (UE) a inicios del 2021.

La dirección del centro ha informado que se está preparando una propuesta para la convocatoria que ha hecho la EuroHPC-Joint Undertaking, que tiene como objetivo saber qué centros están interesados en acoger estas infraestructuras, las cuales estarán cofinanciadas por la Comisión Europea (CE) y los estados que apoyen a cada instalación.

En el caso de que la propuesta del BSC fuera aceptada, el centro acogería un superordenador con una velocidad pico de 200 petaflops/s, que debería entrar en funcionamiento durante el último trimestre del 2020.

Esta convocatoria europea es fruto del acuerdo entre 26 estados miembros de la UE y la CE para cofinanciar una hoja de ruta europea de Computación de Altas Prestaciones (HPC), que está destinada a impulsar el desarrollo de tecnologías de HPC europeas y a comprar al menos dos superordenadores pre-exascala, que entren en operación a finales de 2020, y al menos dos superordenadores exaescala, que entren en operación en el 2023. La iniciativa se lleva a cabo a través de EuroHPC Joint Undertaking (EuroHPC- JU), el ente que han creado la comisión y los estados para gestionar la operación.

La convocatoria de EuroHPC-JU establece que los superordenadores pre-exascala deberán ser capaces de ejecutar al menos 150 petaflops/s de rendimiento sostenido, que se mide utilizando el benchmark de Linpack, y de cubrir las necesidades de una amplia gama de aplicaciones.

También establece condiciones referentes a las infraestructuras que los tienen que acoger, la experiencia de la entidad candidata para instalar y operar sistemas similares y la calidad de los servicios a los usuarios, entre otros.

La candidatura del BSC cuenta con el compromiso económico de sus patronos (Gobierno de España, Generalitat de Catalunya y UPC) y del Gobierno de Portugal, para hacer frente al 50% del coste de la compra del superordenador y de tenerlo en operación durante 5 años. El otro 50% iría a cargo de la CE.

El futuro MareNostrum 5, que tendría un volumen muy superior al actual MareNostrum 4, estaría repartido entre la capilla de Torre Girona y el site que se está construyendo en el nuevo edificio corporativo del BSC, dos construcciones contiguas y conectadas por varios túneles.

El plazo para presentarse a la convocatoria de EuroHPC-Joint Undertaking finaliza el próximo 4 de abril y está previsto que se anuncie la resolución el próximo 7 de junio.